Cómo combinar colores en tus diseños

Cuando combinas colores en tus diseños seguramente más de una vez sentiste que te quedaron muy chillones o tal vez demasiado apagados.

¿Cómo puedo lograr un resultado perfecto? ¿Cómo hago para que mis diseños tengan esa perfección de color que es tan difícil de conseguir?

Combinar colores de forma agradable a la vista, es sin duda una de las habilidades más difíciles de desarrollar para un ilustrador o diseñador.

El uso adecuado de colores también es un factor fundamental para elevar un diseño al siguiente nivel o mandarlo al tacho de la basura.

Para que no reniegues más con el resultado de tus combinaciones de color creamos este pequeño artículo que te enseñará a mejorar la manera en que coloreas tus diseños, ya sean para imprenta, para una ilustración o para un polo personalizado.

Vamos a concentrarnos en 3 principios fundamentales que debes tener en cuenta al momento de colorear tus diseños.

Utilizando estos principios podrás evaluar si el uso del color es el adecuado o corregir las cantidades, colores o contraste en tu diseño.
También hemos colocado ejemplos visuales explicando cada uno de los principios para que sea más fácil entenderlos.

Si estás listo aquí vamos…

Cómo combinar colores en tus diseños

Estos son los 3 principios fundamentales para lograr un balance de colores adecuado y agradable a la vista.

  1. Elegir la paleta de colores
  2. Usar la proporción correcta de cada color
  3. El uso correcto del contexto

Piensa que funcionan como reglas que te aseguran un mejor resultado en tu diseño y revisa constantemente si estás cumpliendo con cada una de ellas.

Una vez que las domines puede romper estas reglas para hacer diseños más innovadores, pero recuerda hacerlo sólo cuando ya las hayas dominado completamente.

Elegir la paleta de colores

Escoger los colores que vas a utilizar es una de las partes más importantes para lograr una buena combinación para tus diseños.
Hace un tiempo hicimos un artículo sobre teoría de color donde explicamos el concepto del círculo de color y su aplicación en el diseño. Si quieres leer ese artículo puedes encontrarlo aquí.

La forma correcta de elegir colores es hacerlo en función a su ubicación en el círculo de color, en base a éste existen 4 formas de elegir una paleta de colores:

  1. Monocromática
  2. Colores adyacentes
  3. Armonía Triada
  4. Armonía Tétrada

Paleta monocromática

Este tipo de paleta es la más sencilla y segura para lograr buenos resultados, sólo tienes que empezar eligiendo un color base y luego añadiéndole pequeñas variaciones de sombra (más negro), tono (más gris) o tinte (más blanco).

Como se trata de variaciones de un mismo color resulta muy difícil equivocarse con este tipo de paletas. Tu diseño va a quedar agradable a la vista pero vas a sentir que le falta un toque de sabor. Aquí te dejo 2 ejemplos de diseños con paleta monocromática.

Paleta de colores adyacentes

Es la segunda paleta más simple con la cual combinar colores después de la paleta monocromática.

La paleta de colores adyacentes (o análoga) se llama así porque los colores elegidos están adyacentes al color base en el círculo de color.
A simple vista es difícil distinguir entre una paleta monocromática y una paleta análoga. Pero en la análoga si te fijas bien, podrás ver claramente 2 colores base bien definidos.

Como ejemplo te dejo 2 diseños, uno de Mike Fudge y el otro de Daniel Danger.

Paleta con armonía triada

A partir de aquí la cosa se empieza a ponerse más interesante, pero también más difícil. Las triadas están formadas por 2 colores adyacentes y un color complementario.

Un color complementario es aquél que está directamente opuesto al color base en el círculo de color, tiene la particularidad de generar mucho contraste.

Si bien el contraste es algo que añade profundidad al diseño, demasiado contraste también puede perjudicarlo. Más adelante hablaremos de la proporción correcta y su uso en el contraste.

Por ahora te dejo con estos 2 ejemplos de triadas.

Paleta con armonía tétrada

Sin duda la más compleja de aplicar, pero la que puede hacer que tu diseño sea de un nivel de experto.

La armonía tétrada te agrega 2 colores complementarios, esto sumado a los adyacentes y a todas las variantes que con esos colores puedes tener hace que sea más difícil lograr un balance correcto de colores.

Si llegas a usar una proporción adecuada de cada color tu diseño, éste se verá muy completo. Es similar a cuando comes algo que tiene una mezcla de sabores dulces y salados, si se te pasa uno de los 2 el sabor queda muy mal pero en la proporción adecuada resulta un deleite a los sentidos.

Por ahora te dejo con estos 2 ejemplos de tétradas, el de Carbine es uno de mis favoritos.

Herramientas para crear o elegir tus paletas de color

Existen 2 herramientas muy útiles para la combinación de colores, la primera es un círculo cromático virtual llamado Color scheme designer.

En esta herramienta podrás crear paletas monocromáticas, análogas, triadas y tétradas partiendo de un color de tu elección.

La segunda herramienta es Colorhunt, que ya tiene creadas miles de paletas con diferentes tonos y colores. Puedes elegir una que te guste y empezar a usarla en tu diseño.

 

Usar la proporción correcta de cada color

Una vez que hayas elegido tu combinación de colores, lo siguiente que debes pensar es qué cantidad de cada color vas a utilizar en tu diseño.

Este es un detalle que muchos diseñadores o ilustradores con menos experiencia suelen pasar por alto. La cantidad que utilices de cada color influirá mucho en el deleite que genera a la vista.

La regla que te recomendamos usar es una muy sencilla, debes tratar de respetar una proporción de 60 / 30 / 10.

Todos tus diseños deben tener un color principal con 60% de participación, un color secundario con 30% de participación y uno de retoques y detalles con 10% de participación.

Esta regla te ayudará a determinar si te estás excediendo en el uso de algún color, incluso si utilizas una paleta monocromática.

Cuando uses colores complementarios, deberás ser mucho más cuidadoso en la proporción que vayas a utilizar. Te recomiendo que si usas una triada los colores dominante y secundario sean los colores adyacentes y el complementario lo uses para retoques y detalles.

Puedes ampliar la paleta de tu color dominante variando su sombra, tono o tinte como en el caso del ejemplo de Andres Ariza, pero la suma de todos esos colores no debe exceder el 60% del diseño.

 

Usa la misma regla si amplias la paleta del color secundario y también el de retoques y detalles.

Otro punto a tener en cuenta es que debes tratar de usar pocos colores base, lo más recomendable es usar 3 colores y 5 como máximo ya que añadir colores le da mayor complejidad.

Modifica tus colores base sólo ligeramente en las variables de tono, sombra y tinte para añadir más profundidad a tu diseño.

Uso correcto del contexto

Cada color que utilices no es independiente de los colores que lo rodean. Algunas combinaciones generan más o menos contraste, e incluso algunos colores pueden parecer de otro tono como en el ejemplo que te doy a continuación.

Cuando juntes 2 colores complementarios, debes reducir la proporción que utilizarás de alguno de ellos de lo contrario podrías generar más contraste del que es agradable a la vista.

Otra opción es disminuir el tono de uno de los colores, al ser complementarios mantendrán un buen contraste pero también serán más agradables a la vista y te permitirá manejar el punto de enfoque de la persona que mira el diseño.

Finalmente debes ver tu diseño como un todo, cada color no está aislado, cualquier cambio de color afectará al resto.
Debes probar constantemente si tus cambios agregan o disminuyen la atractividad de tu diseño.

Conclusión

Un último principio que no hemos colocado en la lista pero que no por eso es menos importante, es que “La práctica hace al maestro”.

Todo lo que te hemos descrito aquí debe de ser llevado a la práctica para que puedas dominarlo y con el tiempo verás cómo ha mejorado tu selección y uso de colores en tus diseños.

Recuerda los 3 principios que vimos hoy:

  1. Elegir la paleta de colores, utilizando una de las cuatro paletas (monocromática, adyacente, triada y tétrada). También aprovecha las 2 herramientas que te incluimos (Colorhunt y Color Scheme designer).
  2. Usar la proporción correcta de cada color, aplicando la regla de 60 / 30 /10 y sólo variando ligeramente tus colores base para mantener un balance de colores.
  3. El uso correcto del contexto, mirar tu diseño como un todo. Recuerda que modificar una parte afectará al resultado general.

Si quieres tener estos consejos disponibles en un archivo PDF inscríbete aquí para enviártelos a tu correo.

Resumen PDF

Cómo combinar colores





Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *