Mano dibujando mano

DIBUJANDO MANOS

La mano es sin duda la extremidad más útil del ser humano, tiene una infinita capacidad para realizar tareas, y es una obra de ingeniería de la naturaleza. Sin embargo la gran variedad de movimientos que tiene hace que dibujarla sea un trabajo difícil de dominar. En esta ocasión te ayudaremos a ver las proporciones que debes tener en cuenta al dibujar una mano, los rangos de movimientos y algunas posibles simplificaciones.

Estructura y proporciones

Existe una forma muy simple de dibujar las manos de un adulto en las proporciones correctas. Empieza dibujando una línea desde la muñeca hasta la punta del dedo medio. El nudillo del dedo medio siempre está en la mitad de esa línea, luego divide la mitad de arriba en dos partes iguales nuevamente y en esa línea estará la primera articulación del dedo. Repite nuevamente el proceso y esto te marcará la segunda articulación del dedo medio. Finalmente dibuja los otros dedos en relación al dedo medio solo que un poco más pequeños y habrás completado la mano.

Proporciones

En la palma de la mano se encuentran los huesos metacarpianos. Son cuatro huesos de los dedos que los simplificaremos más adelante pero antes de eso debes recordar dos cosas. Los huesos metacarpianos del dedo meñique y del anular son más cortos que los del dedo medio y del índice. Ambos huesos son más flexibles también, por eso es más fácil mover los nudillos del dedo meñique y anular de arriba abajo pero no sucede lo mismo con los otros dos dedos.

Simplificando la mano

La palma de la mano puede ser dibujada como una caja. La mayoría de los ilustradores suelen trabajar solo con una caja en sus bocetos pero nosotros vamos a darle algunos detalles adicionales. Primero debes cortar un pequeño triángulo de una de las esquinas de la caja para que así siga mejor la línea de los nudillos. Los lados de la caja también están ligeramente doblados hacia arriba y en la parte que corresponde a la muñeca la caja se vuelve más gruesa. Al final nos quedamos con una figura más parecido a una pala de excavar que a una caja.

Caja

Simplificando la palma

Puedes ver que nuestra caja no se alinea al contorno de los dedos, hay un poco de piel entre los dedos que hace que se vean más cortos de lo que uno esperaría al ver solo el esqueleto. Las dos flechas de la figura anterior nos muestran que tanto se puede mover el dedo meñique de arriba hacia abajo. Esto cambiará la profundidad a la que debes curvar la caja de ese lado.

Doblez

Aquí unos ejemplos de como usar este modelo

Ejemplo

La primera figura es una posición de la mano relajada, la caja está ligeramente curvada y los huesos de los dedos ligeramente doblados. La segunda figura es más complicada, la caja está mucho más doblada acercando los nudillos del meñique y el anular hacia el espectador. Los dedos están curvados hacia adentro y es necesario dibujar los huesos en diferentes grados de perspectiva.

Existen otras formas de dibujar las manos, puedes encontrar ilustradores que dibujan manos a partir de ovalos, guantes o cuadrados, lo importante es que entiendas la estructura de la mano para poder dibujarla mejor. Conforme adquieras más experiencia desarrollarás tu propio método para dibujar manos.

Fotos de referencia

Puño1

Puño2

Puño3

Relajada1

Relajada2

Relajada3

Relajada4

Agarre1

Agarre2Agarre3

Agarre4

Misc1

Misc2

Misc3

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *